17/3/08

quien no aúlla no encuentra su manada

Clarissa Pinkola Estés debe ser una mujer maravillosa, una poetisa, antropóloga, bruja o loba con fuego en la mirada. Bueno, yo la imagino así, Bruja, Loba y con mirada de fuego.

Escribió Mujeres que corren con los lobos, y en ese libro no sólo habla de las mujeres. Habla del anhelo de lo salvaje, de la conexión que todos y todas tenemos con el alma. Esta mujer conoce muchos cuentos de todo origen, y en este libro se para a analizar unos cuantos muy interesantes.

Habla mucho sobre los lobos, y sobre el arquetipo de la Mujer Salvaje, y los utiliza de modelo para mostrar qué quiere decir cuando habla de conectarnos de nuevo con el alma, con nuestra naturaleza instintiva, la que sabe, que está en nuestro adn y que mantenemos adormecida.

Yo me quedé con una frase anotada en mi libretita durante mucho tiempo, y hoy me volvía a rondar: "quien no aúlla, no encuentra su manada".
A veces me he sentido muy perdida y muy sola, como una loba flaca, hambrienta y perdida en el bosque. Pero lo que yo hacía (lamentarme, tener más miedo, defenderme), no es lo que una loba haría, lo que haría este animal es olfatear, rastrear, y aullar, y no parar hasta verse de nuevo a salvo.
Lo que quiero compartir es esta idea, ya que me doy cuenta de que necesito una manada, un territorio al que pueda volver y al que sé que pertenezco.
Mi manada es mi gente, las personas que me quieren tal cual soy, mi sitio. Y mi manada sobre todo soy yo misma, y mi cuerpo. No es casualidad que en los momentos en los que me siento más perdida, es también cuando más me "desconecto" de mi gente y de mi cuerpo.
Y otra cosa más, cuando aúllo, cuando me hago escuchar, cuando hablo y actuo en mi nombre, ya estoy yendo hacia mi sitio. Y me estoy haciendo visible, no me rindo, sigo intentándolo hasta que muera.

En el fondo, yo también soy una bruja y una loba, y hasta que no leí este libro no lo confirmé.
Y tú, ¿quieres comprobar si también lo eres?

Auuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravillosos tus comentarios sobre el libro.
Ya me está resultando imprescindible leerlo.
Saludos Ricardo M.
ricardoeme2 arroba yahoo.com.ar

Cristina dijo...

GRacias a ti por hacerme llegar tu comentario, verás como este libro no te defrauda.¡un abrazo!
Cristina